RSS

Archivo de la etiqueta: montaña

Nostalgia del verano (II): “Imperdible” en Escocia: Holyrood park

Hoy voy a escribir sobre un sitio que si vais a Escocia no os podéis perder: Arthur’s seat, en Holyrood Park

holyrood park

Es un trocito de montaña en la ciudad, y tiene unas vistas suuperchulas. Allí está el punto más alto de Escocia: Arthur’s Seat.

vistas caminoVistas camino

Es muy grande y tiene bastantes rutas, se puede visitar un palacio, y hasta hay un lago. Nosotros fuimos un día con la escuela de inglés, y un par de días más por nuestra cuenta, porque uno de los días nos llovió muchísimo (cosa que no es rara en Escocia…).

Hay un punto en el que puedes ir hacia la izquierda a un acantilado, o a la derecha a Arthur’s Seat. El acantilado me sorprendió, la gente hasta lo escala:

acantilado por el acantilado...gente escalando

La subida a Arthur’s Seat es por un camino muy fácil, aunque es algo empinado. Tiene un último tramo que puede costar un poco, pero justo antes hay una pequeña explanada donde se puede descansar.

la family

En la cima suele haber bastante gente:

allí esta la cima

Cuando llegamos Nicolás estuvo trasteando por la roca, parecía un escalador 😉

Nico escalador

El día que subimos hacía muy bueno, pero algo de viento (vaya pelosssss…)

Family en arthur seat

Tengo muy buenos recuerdos de este sitio, Nico ya empezaba a andar, y se lo pasó genial!

Primeros pasos NicolasNicolás felizmama y Nico

Espero que os animeis a ir, Escocia es un sitio muy interesante y la gente es muy maja, en Edimburgo hay un montón de cosas que hacer y visitar (ya lo conté en el post nostálgico anterior…) y  los paisajes son espectaculares.

Anuncios
 
2 comentarios

Publicado por en noviembre 21, 2012 en Montaña, Viajes

 

Etiquetas: , ,

Excursioncilla a la charca verde

El pasado día 2, aprovechando el puente y que estabamos en Madrid, nos fuimos mi cuñada y unos cuantos niños a dar un paseito por la Pedriza, a la charca verde. (Foto de verano, no le hice ninguna foto esta vez…)

charca verde en verano

Os doy los datos ‘técnicos’ de la excursión que hicimos:

  •   Fecha: 2 Noviembre 2012
  •   Duración: 2 horas.
  •   Itinerario: último aparcamiento despues de Canto Cochino – charca verde -origen.
  •   Desnivel: muy poco.
  •   Dificultad: Muy fácil
  •   Observaciones: Es una ruta perfecta para verano, además, si no llegas a la charca verde puedes quedarte en cualquiera de los remansos del río, perfectos para refrescarte un poco. En días de otoño / invierno también es buena porque la Pedriza en general no es muy fría y esta ruta va resguardada entre los pinares.

Se deja el coche en el segundo aparcamiento después de Canto Cochino (el parking más grande de la Pedriza, después de pasar la barrera del parque se sube con el coche un collado, se baja todo de nuevo hasta el fondo, donde está este parking con un par de chiringuitos donde se come un pollo asado muuy rico), y se avanza un poco – unos 10 minutos- por el camino ancho sin coger altura. A la derecha, sale un caminito que baja hasta el río y se cruza un puente:

puente

Aquí ya pasamos a los pinares y el camino es muy ancho. Se puede también ir por uno más estrechito pegado a la ribera del río. Por el ancho, los niños pueden ‘trastear’ por las rocas y se puede jugar con ellos a que uno sea el líder y nos marque el camino, no hay pérdida posible… El río siempre nos queda cerca y a la izquierda.

Para la excursión decidimos que la mochila grande la iba a usar otro peque de 3 años cuando se cansara de andar, y yo llevé a  a Nicolás en la ‘Manduca’ (mochila delantera para llevar al peque), porque si le llevo delante le doy más calor con mi cuerpo, y la verdad es que ese día no le apetecía mucho bajarse, estaba agustito con mamá. Es un complemento genial el forro con impermeable externo de la Manduca, lo he utilizado mucho también en ciudad; cuando le bajé para que andurreara le tuve que poner el abriguito.

Nico en la manducaNicolás en el camino

En el camino está muy bien acercarse por las rocas para ver el río, tiene algunos saltos y cascadillas pequeños muy bonitos. Para saber cuando has llegado, si vas por el camino ancho, dejas una verja a la derecha y ya has llegado a la charca verde (la foto esta hecha cuando volvíamos). 

verja antes llegada

Allí paramos, comimos un poco y la vuelta la hicimos por la pista forestal que va fuera del bosque, porque los enanos ya estaban cansados; para cogerla se cruza el primer puente a la derecha que se encuentra, el río entonces te queda a la izquierda pero más alejado y abajo que en el camino por los pinos.

Después se puede comer en Canto Cochino, y por la tarde ver el Centro de Interpretación del Parque y /o el castillo de Manzanares el Real.

Espero que alguno se anime a llevar a los niños a esta u otra excursión por la Pedriza, es un sitio mágico y para ellos yo creo que es uno de los mejores lugares de la sierra. La única pega es que en fin de semana cierran pronto la entrada, tiene un cupo bastante limitado de coches…

 
1 comentario

Publicado por en noviembre 7, 2012 en Montaña

 

Etiquetas: , ,

Ascensión al Ben Nevis

Bueno, por fin me pongo a escribir sobre la ruta de montaña más dura por ahora en la que hemos metido al Pequeño Nicolás: el Ben Nevis (cima de Gran Bretaña, en Escocia)

 Datos ‘técnicos’

  •   Fecha: 12 Agosto 2012
  •   Duración: 8 horas y media
  •   Itinerario: Pony track 
  •   Desnivel: 1340 mt.
  •   Dificultad: Alta
  •   Observaciones: El camino es muy fácil, pero muy largo, con mucho desnivel y es una montaña con bastante diferencia de climas, abajo estabamos en ‘verano’ (20ºC, solecito) y arriba en ‘invierno’ (2ºC, hasta tuvimos un poco de aguanieve). Suele hacer bastante viento. Con niños NO hacerlo si hace mal tiempo o en invierno.

LLegamos a las High Lands (a un B&B cerca de Fort William) y estaba lloviendo 😦 Pero nos dijeron que por la mañana había hecho muy bueno… Consultando el tiempo vimos que iba a entrar mal tiempo, así que decidimos intentar el Ben Nevis al día siguiente.

Se puede dejar el coche en dos sitios, uno cerca del pueblo (Glen Nevis), y otro sale del Youth Hostel, 1,5 km más adelante – te ahorras un trozo, pero está más empinado – . Queríamos dejarlo en el segundo, pero nos equivocamos porque por allí hay unos cuantos parkings, y después de dar unas cuantas vueltas ya no teniamos claro cual era… Pero fue para bien, porque hay una tienda e información sobre rutas, etc. que merece la pena visitar. Es el parking de Achintee.


 

Se pasa un puente, y ya comienza la ruta por un camino muy accesible de tierra, que pronto se convierte en una ‘autopista’ de piedras.

Puente inicio

La ruta va rodeando la montaña y subiendo poco a poco, van desapareciendo las piedras y queda un camino de tierra. Según se va subiendo, se va notando más el viento y el sol, así que tuvimos que proteger a Nico con lo que pudimos (odia el viento).

En unas 2 horas y media aprox. se llega aun lago que queda un poco más resguardado, y paramos un rato, pensando en desistir de la excursión. Tras reponer fuerzas comiendo, y gracias a que el viento dio una tregua, decidimos continuar, además Nico se quedó dormido 🙂

Protegido viento y solLago al fondo

  Después del lago hay un camino que hace mucho zigzag, nosotros para evitarlo cogimos un atajo… Después subes por un pedregal, el camino no es muy bueno en este tramo, pero las vistas sí son bonitas 🙂 

Camino despues lagoPaisaje atajo

Cuando crees que has llegado, aún te queda muuucho camino, preguntamos y nos dijeron que como 1 hora u hora y media y se nos cayó el alma a los pies, porque ya estábamos cansados y empezaba a hacer frío.

Menos mal que el peque iba muy bien abrigado, y como paramos bastante y le iba dando pecho en las paradas, aguanto bastante bien… Pobre, vaya padres le han tocado, jajaja.

 Family a punto de llegarÚltimo tramo

Y por fin llegamos a la cima!

Montañerito en verano?Ojazos!

Nico y papá

Allí hay un memorial a todas las personas que han muerto en esta montaña… En invierno es muy buena para escalar en hielo, son 600 mt. de pared. lo malo es que tiene un tiempo bastante malo, los montañeros se pierden y se caen por los corredores que se forman.
Además, desde la cima el camino de bajada no es obvio, con buen tiempo no hay mucho problema (ves por donde vas), pero si hay nieve y además entra ventisca, niebla, etc. pues puede ser muy complicado. En la segunda foto se ven los paredones de acceso de la ruta Norte.

MemorialParedones

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y a la bajada te encuentras con el dilema, ¿ir a casa o subir de nuevo? Fue una buena experiencia, pero hay otras rutas más bonitas; si repito lo haré sin Nicolás y con nieve, por conocer otra cara del Ben Nevis 😉

A casa o vuelta al Ben Nevis?

 

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 10, 2012 en Montaña, Viajes

 

Etiquetas: , ,

Por el valle de la Barranca

Tras un fin de semana reparador en la playa y viendo amigos y familia, sigo actualizando mi lista de excursiones con Nicolás, la siguiente es la del Valle de la Barranca.

Datos de la excursión:

  • Fecha: 1 mayo
  • Duración: 6 horas (el granizo nos hizo reducirla a 2 horas y media)
  • Itinerario: Hotel La Barranca – Peñotillo – Maliciosa – Hotal La Barranca
  • Desnivel: 900 mt. (hicimos solo unos 400 mt)
  • Dificultad: Media
  • Observaciones: No hay agua en la ruta, en verano llevar agua. En otoño e invierno no es muy fría (cara sur), aunque no deja de ser alta montaña…

Este valle es uno de los que más me gustan de la sierra de Madrid, es resguardado y cuando acabas puedes tomarte algo en el hotel que se come fenomenal y es un sitio muy agradable.

El coche se aparca en la explanada que hay en frente del hotel  (ellos tienen un parking para sus clientes), y desde allí se pueden hacer unas cuantas excursiones cortitas y muy apropiadas para los niños, como ir a la fuente de la campanilla (altamente recomendable), camino de la tubería (tiene una explanada muy grande, con un mirador que merece la pena conocer), camino Ortiz

En esta ocasión nosotros queríamos subir al Peñotillo y Maliciosa, que es una excursión preciosa. La ruta empieza cruzando la presa, después se coge la senda que está marcada por hitos en la margen izquierda del arroyo. Esta rutilla en concreto no tiene fuentes, así que si la haceis en verano ir provistos de agua suficiente.

  Al poco rato de empezar (cuando suba un mapa 
  indicaré a que altura está), hay una especie de ‘tipi
  indio’ que a los niños les gusta mucho, en otra ocasión
  estuve con mis sobris que son mas mayorcitos y
  estuvimos un ratillo jugando y haciendole fotos.

No tuvimos buena suerte con el tiempo, nos granizó y hacía frío. Apenas tengo fotos de la excursión, la cara de Nicolás en estas fotos hablan solas sobre porque nos tuvimos que volver. A pesar de que iba abrigado, el viento y la lluvia no se llevan bien con los bebés..

 

Pero luego en el restaurante ya se recuperó 🙂

 
2 comentarios

Publicado por en julio 4, 2012 en Montaña

 

Etiquetas: , ,

Subida a la Najarra

Datos de la excursión:

  • Fecha: 12 mayo
  • Duración: 4-5 horas (descansando un rato laargo para que Nico estirara las piernas)
  • Itinerario: Puerto Morcuera – Najarra – Loma Bailanderos (un trozo de cuerda larga) – Puerto Morcuera
  • Desnivel: 500-600 mt.
  • Dificultad: Baja

La excursión consiste en hacer el principio (o el final, según se mire) de la Cuerda Larga. Es una excursión muy chula, en la que no hay agua, pero no nos hizo calor, y es bastante cortita, la alargamos un poco haciendo la loma de Bailanderos, parte de la cuerda larga.

Se va desde el puerto de la Morcuera subiendo en línea recta hasta la Najarra. A la mitad nos desviamos del camino y fuimos ‘recto’, es muy fácil, no tiene pérdida.

Arriba hay sitios planos donde parar, comer y dejar al bebote que se explaye, que ya necesita gatear y explorar ( a pesar de mis mejores esfuerzos por evitarlo, me encontré por la noche alguna piedra en el pañal…) Se lo pasó en grande con palos, piedras, y enseñandole todo a papá y mamá.

LLegamos a la cima, y Nico acabó agotado… Luego tomamos algo en Miraflores y quería reponer líquidos con la cerveza… Se tuvo que conformar con el agua 😉

 
2 comentarios

Publicado por en junio 25, 2012 en Montaña

 

Etiquetas: , ,

Esperando a Nicolás (y montañeando un poco ;)

Como una mamá bloguera me ha sugerido, voy a contar mi experiencia del embarazo, que si te encuentras bien y no hay problemas, puedes moverte más de lo que crees. Y para muestra, podeis ver fotos, que en cuanto aprenda como insertar plugins y dividir una galería en varias las pondré dentro del texto 😉

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para mi fue una experiencia genial, que voy a relatar de forma cronológica.

En Octubre y principios de Noviembre del 2010 yo aún no era consciente de que tenía un ‘bichucho’ creciendo en mi tripa, así que hicimos un par de excursiones con el club de montaña aprovechando los puentes: la primera al Vignemale y  la segunda a Ordesa, ambas en Pirineos y altamente recomendables [aquí cuelgo unas fotillos para demostrarlo ;)]

Me sentía un poco mareada, y algo más cansada de lo normal, pero pensé que estaba en baja forma física y que había engordado un poco y no le di importancia… Pero a la vuelta de Ordesa, yo ya estaba mosqueada con el retraso de la regla, me hice la prueba y Sorpresa!!! Estaba embarazada!!!

Fue una gran alegría, pero la verdad es q empecé con un poco de ansiedad (las típicas preguntas ¿seré buena madre? ¿echaré de menos mi vida ‘anterior’? ¿irá todo bien en el embarazo/parto, etc.?) y engordé un poco más de lo q debiera, cuando me quise dar cuenta, estaba hecha una bolita, jajaja.

En Diciembre, como echaba de menos la montaña, decidimos subir a Peñalara, y ver cómo me iba encontrando yo, y la verdad es que genial. De hecho mis amigos se querían dar la vuelta pq la nieve nos llegaba por la cintura, y yo quería llegar a la cima (que aunque modesta, es una cima), ya que según va avanzando el embarazo no sabía si iba a poder seguir saliendo al monte, y quería aprovechar.
De coña me dijeron… pues ‘abres huella’ tú (o sea, vas delante abriendo camino en la nieve), me puse en cabeza, y al rato me dijo uno de los amigos: ‘Anda quita que se te va a salir el bicho’. Al final llegamos arriba 🙂 Fue un día muy divertido.

En Enero, como obviamente esquiar no iba a poder, me puse a mirar alguna oferta de viaje. Mi idea eran destinos tranquilos (Amsterdan, Lisboa…) pero vi un viaje muy bien de precio a Nueva York, y allá que nos fuimos 🙂
Un compañero de trabajo, mayorcillo, me dijo que estaba loca, que con la nieve y el hielo en NuevaYork me podía resbalar, que si el frío… A mi me parecieron un poco tonterías, porque se puede viajar sin problemas en esta etapa del embarazo, y sobre todo en avión (que no hay riesgo de golpes bruscos ni nada…), y tenía muchas ganas de conocerlo.

¡Estuvo muuy bien! Hubo un par de días que sí que hizo frío de verdad, tenía pensado ir a ver a una amiga en Boston, pero lo tuve que cancelar pq nevó bastante y el viaje era en autobús. Además ese día tenía unas leves molestias en la tripa (no sé si por el frío, o por haber andado mucho el día anterior) y nos quedamos en el hotel.

Nos alojamos cerca de Times Square, así que estabamos bastante céntricos para recorrer Manhatan andando, visitamos varios museos (el mejor el de ciencias naturales, una auténtica gozada!!! tiene hasta una ballena a tamaño natural dentro), vimos un musical, subimos al Roquefeller Centre, paseamos por Central Park, que nevado es precioso, vimos la estatua de la libertad desde el barco, zona financiera, zona cero, barrio chino,  italiano, recorrimos Harlem (me quedé con las ganas de ir a una misa gospel, problemas con horarios)…

¡Y vaya desayunos! Yo creo q gracias a q andabamos no volví con 5 ó 6 kg. de más, pq las tortitas del Hard Rock Cafe, o el buffet con frutas, cereales, toppings de caramelo, nata, etc. del Hollywood eran como para ponerse morado 😉 además los perritos de los puestos callejeros también nos gustaban bastante…

Total, una experiencia muy buena, de la que volvimos contentos y con tortículis de tanto mirar los edificios tan altos 🙂

[Aquí unas fotillos testigos del viaje:]

Y llega Febrero. Mi marido y algunos amigos van y se ponen de acuerdo para hacer un curso de escalada en hielo en un fin de semana, que yo llevaba 2 años intentando que saliera (cuando no podían unos, no podían los otros y cuando no era el profesor, y como eso tiene unas fechas muy determinadas…). Así que decidí irme con ellos a Benasque (pirineos), y al menos ir hasta la base de las cascadas y hacer fotos.

El primer día me lo pasé fenomenal llegando hasta las cascadas, y aunque no pude subir con la cuerda, sí aprendí a poner tornillos de hielo (se ponen para asegurar cuando se escala en hielo), viendo cómo les enseñaba la técnica, dando paseos por la zona… El que sufrió un poco era el instructor, que no paraba de decirme que no me pusiera tan debajo de la cascada, y me miraba con cara de preocupación, jajaja.  Al segundo día yo no subí pq el acceso era por un sitio peligroso, y no quisimos arriesgar, así que me quedé en el pueblo, con la novia de uno de los chicos, viendo tiendas y tomándonos algo por allí.

[Fotillos de la actividad]

Ya en Marzo, aprovechando la nieve y un día de buen tiempo, nos subimos al puerto de la Fuenfría, y bajamos por la calzada romana. Había mucha gente con skis de travesía, me dieron un poco de envidieja… Nos fuimos a ver las ruinas de Casarás, a media horita del puerto de la Fuenfría, y bajamos por la calzada romana. Una excursión muy completa.

También en Marzo me hice las ecografías 3D, y son una auténtica pasada!! Ya empezaron las familias a decir, que si se parecía a mi marido, que si tenía mi nariz… La verdad es q es muy emocionante verlo moviéndose dentro de la tripa… Nos costó un poco pq me dijeron q me tomara chocolate y algún caramelillo, me comí una chocolatina y un par de caramelos, y el niño estaba como una moto! No paraba de moverse, y frotarse los ojos, las orejas… Pero al final lo conseguimos y salió un reportaje muy decente.

En Abril, tenemos un amigo que todos los años hace una excursión-aniversario por la Pedriza por la muerte de su padre hace ya muchos años,, así que decidimos ir, y si me tenía que volver, pues nos dábamos la vuelta. Solo hay un par de sitios algo complicadillos, y entre todos me ayudaron y no hubo ningún problema… Llegamos hasta el final, aunque nos cruzabamos con gente que me miraban un poco con cara de alucinados, pq ya tenía una tripa considerable, podeis verla en las fotos.
Este año hemos repetido la marcha, pero con el peque fuera de la tripa, le llevaba su padre en la mochila 🙂

En Mayo no hice salidas por la sierra (ya tenía yo un tripón considerable), pero sí salimos por Madrid, por ejemplo vimos el espectáculo nocturno que pusieron en Madrid Río, la verdad es que me pareció alucinante. [Aquí veis algunas fotos, pero no le hacen justicia…]

Y en Junio ya con el calor estaba deseando que saliera el bichucho que se suponía era para finales (yo estaba tremenda, engordé 18-19 kg. en total), y unos amigos que tienen una asociación de Alpinistas con cancer, iban a subir una bandera conmemorativa a la cima de Peñalara, así que decidimos ir a verles y dar un paseito con ellos.

Al final, como me encontraba bien, e ibamos a un ritmo tranquilo, llegué con ellos a la cima de Peñalara. Como el día anterior el ginecologo me había dicho que parecía que el peque no tenía muchas ganas de salir, aún faltaba un poco para salir de cuentas y me encontraba bien, me animé hasta el final. Iba en el grupo el presidente de la federación madrileña de montaña, que no paraba de preguntarme si estaba bien, que si me iba a poner de parto q avisara, jajaja. Me dijo q al niño le iba a regalar la tarjeta de federado de montaña, así que Nico está federado prácticamente desde que nació 🙂

[Aquí el testimonio gráfico de cómo estaba yo de tonelete:
Y aqui una foto (no está preparada, que es un ‘robado’) de la futura mamá y el papá cogiendo la tripa:
Otra con el presi de la federación de montaña, el padre y Cesar Perez de Tudela, un gran escritor y montañero de los ‘clasicos’.]

Y por finen Julio, como parecía que seguía sin ganas de salir, me fui de cena con las amigas del cole, que nos reunimos solo una o dos veces al año, por la tarde del día siguiente a una conferencia de Carlos Soria (montañero) y ya por fin esa noche empecé a notar contracciones y tras 14 horas nació Nicolás, un bebé precioso de 4 kg 🙂 🙂 Me emociono sólo de recordarlo…

[Y aquí la foto impresionante del nacimiento de Nicolás, tuve la enorme suerte de que dejaran a mi marido estar en la cesárea // Y la del día siguiente…]

En fin, que vaya un post superpersonal y largo que me ha quedado! Quería compartir la experiencia de que estando embarazada, si te mantienes activa puedes hacer bastantes cosas y disfrutar aún más la experiencia de tener un enano creciendo dentro 🙂

 
9 comentarios

Publicado por en junio 5, 2012 en Montaña

 

Etiquetas: ,

Excursion nocturna (3 al 4 julio)

Nocturna con amigos

Resulta un poco raro que la primera reseña de excursiones del blog de mi peque sea una que hemos hecho sin él, pero es que los padres de Nicolás también necesitan montañear un poco sin el peso del enano en los hombros 🙂
Además, aún es pequeño para andar por la montaña a esas horas, y por el día en esa ruta hace ‘musha calo’, ya tendrá tiempo, jajaja.

A lo que vamos…
Datos de la excursión:

  • Fecha: Noche 2 al 3 Julio
  • Duración: 4 h. y media (21:15 a 1:45), incluyendo la paradita a cenar
  • Itinerario: Puerto Navacerrada – Puerto Fuenfría – Collado Ventoso – Ruta 7 picos – Puerto Navacerrada
  • Desnivel: Aprox. 600 mt.
  • Dificultad: Baja-moderada (según si cresteas los 7picos o no)
  • Otros datos interés: Hay posibilidad rellenar agua en la fuente de la fuenfría.

Descripción de la ruta

Tardamos un poco más de lo normal en llegar al puerto de Navacerrada, porque todo el mundo bajaba de la sierra cuando subíamos (no podíamos adelantar)  y nos tocó un ‘pisahuevos’ delante… Pero aún así llegamos solo con 10 minutillos de retraso, y salimos a las 21:15 aprox.

La ruta empieza en el puerto de Navacerrada, y se sube por el Camino Smitchd hasta el puerto de la Fuenfría, con parada obligada a coger agua fresquita de la fuente de Idem, donde cenamos. Tuvimos mucha suerte con el tiempo, parecía que estaba nublado, pero las nubes se fueron llendo, ni siquiera teníamos viento…

Despues decidimos ir por la carretera de la república un rato hasta el collado Ventoso (podíamos subir ‘a capón’, pero de noche preferimos el camino), desde donde se veía espectacular el Montón de Trigo, iluminado por la luna. Que pena que llevamos la cámara pequeña, porque para nocturnas hubiera estado mejor la otra, así que las fotos no le hacen justicia a la luz que teníamos.

Allí ya sí soplaba un poquillo más, así que nos abrigamos un poco y seguimos para hacer los 7 picos. Alguno nos lo saltamos, porque el tío Juande llevaba los perrillos y no podían subir por algunos sitios, aunq hay q ver como trepan!

La ruta de los 7picos tiene una vista muy chula de las dos vertientes de la sierra, la segoviana y la de Madrid, que se diferencian claramente por la cantidad de luz, Madrid tiene muchísima más!! Está muy bien estar allí arriba, fresquito en verano y ver allí abajo de ti Madrid, con todas las luces y pensando en el calor que tiene que hacer…

Volvimos tranquilamente, y en el parking nos dimos cuenta que no había Absolutamente Nadie nada más que nosotros,¡nunca había visto el puerto de Navacerrada así de vacío! El único que estaba era un perro que nos ladró al ir a coger los coches.

De vuelta en Navacerrada

Fotito finish, con el termómetro incluido (no se distingue, pero marcaba 9 grados), y a casa que la abuela-nani estará esperando para irse a dormir.

 
Deja un comentario

Publicado por en junio 5, 2012 en Montaña

 

Etiquetas: ,