RSS

Esperando a Nicolás (y montañeando un poco ;)

05 Jun

Como una mamá bloguera me ha sugerido, voy a contar mi experiencia del embarazo, que si te encuentras bien y no hay problemas, puedes moverte más de lo que crees. Y para muestra, podeis ver fotos, que en cuanto aprenda como insertar plugins y dividir una galería en varias las pondré dentro del texto😉

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para mi fue una experiencia genial, que voy a relatar de forma cronológica.

En Octubre y principios de Noviembre del 2010 yo aún no era consciente de que tenía un ‘bichucho’ creciendo en mi tripa, así que hicimos un par de excursiones con el club de montaña aprovechando los puentes: la primera al Vignemale y  la segunda a Ordesa, ambas en Pirineos y altamente recomendables [aquí cuelgo unas fotillos para demostrarlo ;)]

Me sentía un poco mareada, y algo más cansada de lo normal, pero pensé que estaba en baja forma física y que había engordado un poco y no le di importancia… Pero a la vuelta de Ordesa, yo ya estaba mosqueada con el retraso de la regla, me hice la prueba y Sorpresa!!! Estaba embarazada!!!

Fue una gran alegría, pero la verdad es q empecé con un poco de ansiedad (las típicas preguntas ¿seré buena madre? ¿echaré de menos mi vida ‘anterior’? ¿irá todo bien en el embarazo/parto, etc.?) y engordé un poco más de lo q debiera, cuando me quise dar cuenta, estaba hecha una bolita, jajaja.

En Diciembre, como echaba de menos la montaña, decidimos subir a Peñalara, y ver cómo me iba encontrando yo, y la verdad es que genial. De hecho mis amigos se querían dar la vuelta pq la nieve nos llegaba por la cintura, y yo quería llegar a la cima (que aunque modesta, es una cima), ya que según va avanzando el embarazo no sabía si iba a poder seguir saliendo al monte, y quería aprovechar.
De coña me dijeron… pues ‘abres huella’ tú (o sea, vas delante abriendo camino en la nieve), me puse en cabeza, y al rato me dijo uno de los amigos: ‘Anda quita que se te va a salir el bicho’. Al final llegamos arriba🙂 Fue un día muy divertido.

En Enero, como obviamente esquiar no iba a poder, me puse a mirar alguna oferta de viaje. Mi idea eran destinos tranquilos (Amsterdan, Lisboa…) pero vi un viaje muy bien de precio a Nueva York, y allá que nos fuimos🙂
Un compañero de trabajo, mayorcillo, me dijo que estaba loca, que con la nieve y el hielo en NuevaYork me podía resbalar, que si el frío… A mi me parecieron un poco tonterías, porque se puede viajar sin problemas en esta etapa del embarazo, y sobre todo en avión (que no hay riesgo de golpes bruscos ni nada…), y tenía muchas ganas de conocerlo.

¡Estuvo muuy bien! Hubo un par de días que sí que hizo frío de verdad, tenía pensado ir a ver a una amiga en Boston, pero lo tuve que cancelar pq nevó bastante y el viaje era en autobús. Además ese día tenía unas leves molestias en la tripa (no sé si por el frío, o por haber andado mucho el día anterior) y nos quedamos en el hotel.

Nos alojamos cerca de Times Square, así que estabamos bastante céntricos para recorrer Manhatan andando, visitamos varios museos (el mejor el de ciencias naturales, una auténtica gozada!!! tiene hasta una ballena a tamaño natural dentro), vimos un musical, subimos al Roquefeller Centre, paseamos por Central Park, que nevado es precioso, vimos la estatua de la libertad desde el barco, zona financiera, zona cero, barrio chino,  italiano, recorrimos Harlem (me quedé con las ganas de ir a una misa gospel, problemas con horarios)…

¡Y vaya desayunos! Yo creo q gracias a q andabamos no volví con 5 ó 6 kg. de más, pq las tortitas del Hard Rock Cafe, o el buffet con frutas, cereales, toppings de caramelo, nata, etc. del Hollywood eran como para ponerse morado😉 además los perritos de los puestos callejeros también nos gustaban bastante…

Total, una experiencia muy buena, de la que volvimos contentos y con tortículis de tanto mirar los edificios tan altos🙂

[Aquí unas fotillos testigos del viaje:]

Y llega Febrero. Mi marido y algunos amigos van y se ponen de acuerdo para hacer un curso de escalada en hielo en un fin de semana, que yo llevaba 2 años intentando que saliera (cuando no podían unos, no podían los otros y cuando no era el profesor, y como eso tiene unas fechas muy determinadas…). Así que decidí irme con ellos a Benasque (pirineos), y al menos ir hasta la base de las cascadas y hacer fotos.

El primer día me lo pasé fenomenal llegando hasta las cascadas, y aunque no pude subir con la cuerda, sí aprendí a poner tornillos de hielo (se ponen para asegurar cuando se escala en hielo), viendo cómo les enseñaba la técnica, dando paseos por la zona… El que sufrió un poco era el instructor, que no paraba de decirme que no me pusiera tan debajo de la cascada, y me miraba con cara de preocupación, jajaja.  Al segundo día yo no subí pq el acceso era por un sitio peligroso, y no quisimos arriesgar, así que me quedé en el pueblo, con la novia de uno de los chicos, viendo tiendas y tomándonos algo por allí.

[Fotillos de la actividad]

Ya en Marzo, aprovechando la nieve y un día de buen tiempo, nos subimos al puerto de la Fuenfría, y bajamos por la calzada romana. Había mucha gente con skis de travesía, me dieron un poco de envidieja… Nos fuimos a ver las ruinas de Casarás, a media horita del puerto de la Fuenfría, y bajamos por la calzada romana. Una excursión muy completa.

También en Marzo me hice las ecografías 3D, y son una auténtica pasada!! Ya empezaron las familias a decir, que si se parecía a mi marido, que si tenía mi nariz… La verdad es q es muy emocionante verlo moviéndose dentro de la tripa… Nos costó un poco pq me dijeron q me tomara chocolate y algún caramelillo, me comí una chocolatina y un par de caramelos, y el niño estaba como una moto! No paraba de moverse, y frotarse los ojos, las orejas… Pero al final lo conseguimos y salió un reportaje muy decente.

En Abril, tenemos un amigo que todos los años hace una excursión-aniversario por la Pedriza por la muerte de su padre hace ya muchos años,, así que decidimos ir, y si me tenía que volver, pues nos dábamos la vuelta. Solo hay un par de sitios algo complicadillos, y entre todos me ayudaron y no hubo ningún problema… Llegamos hasta el final, aunque nos cruzabamos con gente que me miraban un poco con cara de alucinados, pq ya tenía una tripa considerable, podeis verla en las fotos.
Este año hemos repetido la marcha, pero con el peque fuera de la tripa, le llevaba su padre en la mochila🙂

En Mayo no hice salidas por la sierra (ya tenía yo un tripón considerable), pero sí salimos por Madrid, por ejemplo vimos el espectáculo nocturno que pusieron en Madrid Río, la verdad es que me pareció alucinante. [Aquí veis algunas fotos, pero no le hacen justicia…]

Y en Junio ya con el calor estaba deseando que saliera el bichucho que se suponía era para finales (yo estaba tremenda, engordé 18-19 kg. en total), y unos amigos que tienen una asociación de Alpinistas con cancer, iban a subir una bandera conmemorativa a la cima de Peñalara, así que decidimos ir a verles y dar un paseito con ellos.

Al final, como me encontraba bien, e ibamos a un ritmo tranquilo, llegué con ellos a la cima de Peñalara. Como el día anterior el ginecologo me había dicho que parecía que el peque no tenía muchas ganas de salir, aún faltaba un poco para salir de cuentas y me encontraba bien, me animé hasta el final. Iba en el grupo el presidente de la federación madrileña de montaña, que no paraba de preguntarme si estaba bien, que si me iba a poner de parto q avisara, jajaja. Me dijo q al niño le iba a regalar la tarjeta de federado de montaña, así que Nico está federado prácticamente desde que nació🙂

[Aquí el testimonio gráfico de cómo estaba yo de tonelete:
Y aqui una foto (no está preparada, que es un ‘robado’) de la futura mamá y el papá cogiendo la tripa:
Otra con el presi de la federación de montaña, el padre y Cesar Perez de Tudela, un gran escritor y montañero de los ‘clasicos’.]

Y por finen Julio, como parecía que seguía sin ganas de salir, me fui de cena con las amigas del cole, que nos reunimos solo una o dos veces al año, por la tarde del día siguiente a una conferencia de Carlos Soria (montañero) y ya por fin esa noche empecé a notar contracciones y tras 14 horas nació Nicolás, un bebé precioso de 4 kg :) :) Me emociono sólo de recordarlo…

[Y aquí la foto impresionante del nacimiento de Nicolás, tuve la enorme suerte de que dejaran a mi marido estar en la cesárea // Y la del día siguiente…]

En fin, que vaya un post superpersonal y largo que me ha quedado! Quería compartir la experiencia de que estando embarazada, si te mantienes activa puedes hacer bastantes cosas y disfrutar aún más la experiencia de tener un enano creciendo dentro🙂

 
9 comentarios

Publicado por en junio 5, 2012 en Montaña

 

Etiquetas: ,

9 Respuestas a “Esperando a Nicolás (y montañeando un poco ;)

  1. Confeti en los bolsillos

    junio 6, 2012 at 11:15 am

    Estas como una cabra!! Me encanta que hayas plasmado en tu blog la aventura tan magnifica de estar embarazada y poder seguir con tus hobbies!! Eres una loca que me ha dejado impresionada al verte escalar en hielo con esa barrigona ¡¡VIVA LA MADRE DE NICOLAS!!😀

     
    • sammi11

      junio 6, 2012 at 2:04 pm

      Gracias! Por el comentario y por la idea del post😉 A ver si voy aprendiendo y avanzando y puedo ponerle mejor pinta al blog… Bs

       
  2. Gallaecia

    junio 7, 2012 at 5:55 pm

    Waw, he visto las fotos y leido el relato y me he quedado impresionada. Que bueno debe ser poder llevar asi de bien un embarazo y seguir manteniendo cierta agilidad para poder realizar lo que te apetece, no?

    Te agrego a mi lista. Un saludo!

     
    • sammi11

      junio 7, 2012 at 8:53 pm

      Gracias! Bueno, intenté no desconectar del todo de lo q me gusta que son los deportes en naturaleza…
      Me gusta mucho tu blog, iré viendo lo q posteas🙂
      Saludos!

       
  3. Gallaecia

    junio 8, 2012 at 10:33 am

    Gracias, ahora que tengo mas tiempo intentaré llenarlo de más cosas, estre proyecto se me ha ido retrasando! Un saludito

     
  4. Arantza

    diciembre 29, 2012 at 10:57 am

    Madre míaaaa, que embarazo más dinámico, tuvo que ser genial poder hacer tantas cosas y además ya compartirlas desde la tripilla con el enano…

     
    • sammi11

      diciembre 30, 2012 at 11:26 am

      Sí, lo malo es que según crece, se complica un poquillo… Hemos pasado unos meses que estamos saliendo menos, por el trabajo de mi marido y que el frío y el medio constipadillo del enano no se llevan bien….

       
  5. Yaneth

    enero 10, 2013 at 11:20 am

    Comparto enteramente tu opinión. Se pueden hacer muchísimas cosas y esa alegría intrínseca ayuda y motiva muchísimo.😉

     
    • sammi11

      enero 10, 2013 at 12:11 pm

      Gracias! Tambien es verdad que tuve suerte y el embarazo fue muy bueno, salvo un poco de reflujo despues de comer los dos últimos meses, no tuve problemas… El ejercicio ayuda mucho a no tenerlos o a minimozarlos, y a la recuperación (fue cesárea y la gente se admiraba de lo pronto que me recuperé)

       

Deja aquí tu opinión. Gracias!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: